¿Cómo ordenar el cajón de los calcetines?

El cajón de los calcetines es importante que se mantenga bien ordenado, de manera que puedas tener acceso a todo su contenido de forma rápida y eficiente. Además de explicar cómo ordenar el cajón de los calcetines, vamos a enseñaros algunos trucos interesantes para conseguir una organización perfecta tanto para los calcetines que ya tenéis como para cuando vayáis a comprar calcetines.

Utiliza separadores en el cajón de los calcetines

El primer consejo es el de habilitar el cajón de los calcetines con un sistema de organización que sea cómodo y accesible.

En este sentido vas a tener la posibilidad de elegir entre un amplio abanico de alternativas que van desde pequeños organizadores que ya han sido diseñados para aprovechar bien el espacio y tener siempre tus calcetines a mano, hasta separadores fáciles de colocar y que están llamados a sacar el máximo partido a cada uno de los cajones.

De igual manera, también existen otras alternativas como utilizar cajas o lugares reservados especialmente para aquellos calcetines que utilicéis con menos frecuencia, como pueden ser aquellos que compráis para salir a hacer caminatas por la montaña o para practicar actividades muy determinadas.

Deshazte de los calcetines desgastados o rotos y procede a comprar calcetines nuevos

Ahora que vas a ordenar el cajón de los calcetines, es el momento perfecto de deshacerte de todos aquellos que ya no vas a necesitar ya sea porque están rotos o porque están más desgastados de lo normal.

Muchas veces, cogemos unos calcetines que no están en su mejor momento pero, como vamos con prisa, al final nos los colocamos y nos vamos con la idea de que, al final del día, los tiraremos la basura, pero se nos acaba olvidando, razón por la cual al final los volvemos a lavar y, casi sin darnos cuenta, de nuevo vuelven a estar en el cajón.

Es por ello que puede ser una buena idea hacer una revisión rápida de todos los calcetines que tengas guardados, y quizás sea el mejor momento para comprar calcetines nuevos y equiparte para las próximas estaciones.

Distribuye los calcetines según el tipo

No hay nada más estresante que ir a coger un calcetín y tener que sacar la mitad del cajón debido a que no encontramos el tipo de calcetín que realmente necesitamos.

Esto se puede solucionar con tan sólo organizar adecuadamente los calcetines en función del tipo, es decir, en una zona pondremos los calcetines de vestir, en otra los calcetines para practicar deporte, un apartado para los calcetines novilleros, y por supuesto también para otras prendas similares como los pantis y las medias.

Podrás utilizar los separadores de los que hemos hablado antes, o directamente guardar cada tipo de calcetín en un cajón diferente.

Dóblalos correctamente

También es muy importante que los dobles correctamente, y siempre vayan bien emparejados.

Existen diferentes sistemas para doblar los calcetines como el método en cruz o el método komnari.

Lo cierto es que cada uno tiene su forma particular de doblar los calcetines, por lo que puede ser interesante echar un vistazo a otros diferentes hasta dar con aquel que se adapte mejor a nuestro día a día.

Ordenar el cajón de los calcetines por colores

Además de separar por tipos de calcetines, también es importante que ordenes cada tipo de calcetín por colores.

Al menos deberás poner en un lado los calcetines negros, en otro los calcetines blancos y en otro los de colores, con lo que serán más accesibles y podrás encontrar lo que buscas fácilmente.

Guarda los calcetines de manera que vayan rotando

Por muchos calcetines que tengamos, si siempre vamos utilizando los mismos al final el resto se acaban estropeando y se desperdician innecesariamente.

Por esa razón, lo más recomendable es rotar los calcetines, y para ello vamos a utilizar separadores, de manera que siempre colocaremos los calcetines que acabamos de lavar en la parte de detrás, lo que hará que, cada vez que vayas a por un nuevo par de calcetines, te encontrarás con unos que hacía tiempo que no te ponías.

Deja una respuesta

X