¿Sabes que en Japón hay un museo de los calcetines?

Si hacemos un repaso a nivel mundial podemos comprobar que existen todo tipo de museos, incluso para las cosas más extrañas. Uno de los museos más sorprendentes es el Museo del Calcetín, también conocido como el Museo Naigai, que se encuentra ubicado en la ciudad de Tokio, en Japón.

Como puedes imaginar por su nombre, este museo de calcetines tiene como protagonistas únicos a los calcetines. Aunque pueda parecer algo extraño, lo cierto es que el contenido del museo no puede ser más interesante y encontramos ejemplares de calcetines con mucha historia a sus pies.

¿Qué encontrarás en el Museo del Calcetín?

En el Museo del Calcetín se exponen diferentes tipos de calcetines, desde los calcetines más antiguos que existen, pasando por los calcetines más extraños, hasta llegar a los calcetines más modernos y extravagantes. Del mismo modo también podemos encontrar calcetines muy especiales por su historia o por quién fue su propietario.

Encontrarás calcetines que han usado famosos, además de los calcetines más cortos y más largos en todo el mundo. Si existe un tipo de calcetín que puedas imaginar, lo vas a encontrar en el Museo Naigai, que abrió sus puertas por primera vez en el año 1920, así que su experiencia y su trayectoria en torno al mundo del calcetín es única en todo el mundo.

Una colección de 20.000 pares de calcetines

Este museo de calcetines japonés cuenta con una colección de calcetines que supera ya las 20.000 unidades. El museo, que se encuentra a las afueras de la ciudad, es una de esas visitas que todo turista que busca algo diferente o extraordinario debería hacer durante una estancia en Tokio.

En el museo podemos encontrar, por ejemplo, el calcetín más largo del mundo que mide 32 centímetros desde la punta hasta el talón. O los calcetines que utilizó el primer ministro japonés Yoshida Shigaru en la primera visita oficial que realizó a los Estados Unidos en el año 1950, de la talla 23.

También hay calcetines de luchadores de artes marciales reconocidas en el país asiático, como es el sumo. Por ejemplo, el museo cuenta con los calcetines que utilizó el luchador de sumo Kitamo Umi en la que fue su ceremonia de retirada de la lucha en activo. O calcetines tan extraños como un par de calcetines que se calienta con pilas.

El museo cuenta con una pequeña tienda de souvenirs donde llevarte un recuerdo de un sitio tan peculiar. Y, como no puede ser de otra manera, los calcetines con diferentes motivos y tamaños son los más demandados por los visitantes al museo que se llevan un souvenir.

Cómo llegar al Museo del Calcetín

Para llegar al museo de calcetines hay que tomar como punto de referencia la estación de tren Asakusabashi. Puedes tomar la avenida Edo Dori pasando por cinco calles que la cruzan de manera transversal. En la sexta calle giramos a la derecha y seguimos hasta el final de la misma. En último lugar giramos a la izquierda y a pocos metros encontramos el Museo del Calcetín.

Deja una respuesta

X