Calcetines desparejados y Sindrome de Down

¿Te imaginas un mundo en el que todos fuésemos iguales? Un mundo en el que todos hablásemos igual, pensáramos igual, vistiéramos igual… Que aburrido ¿verdad? Las diferencias nos enriquecen. La diversidad nos hace únicos.

Eso es precisamente lo que se pretende con la iniciativa de llevar calcetines desparejados cada 21 de marzo. Resaltar el valor e importancia de la diversidad.

Pero ¿De dónde surge esta idea y en qué consiste? Sigue leyendo que te lo explicamos todo.

Día del Síndrome de Down: 21 de marzo

Las Naciones Unidas fijaron, en 2011, el día 21 de marzo como día Mundial del Síndrome de Down, con el objetivo de reivindicar el aporte a la sociedad de las personas con esta discapacidad, así como sus derechos y capacidad de independencia para la toma de decisiones.

Pero la fijación de este día no se debe al puro azar, sino al hecho de que las personas con este síndrome tienen una alteración causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21, lo que se denomina trisomía 21 (tienen tres cromosomas en el par 21). De ahí que el día escogido sea el 21 del tercer mes (marzo).

En España hay 34.000 personas con síndrome de Down, siendo éste la principal causa de discapacidad intelectual más común.

¿Por qué hay que llevar calcetines desparejados el 21 de marzo?

En la actualidad, los calcetines son un símbolo de personalidad. Lejos quedan aquellos ejecutivos con calcetines negros o azules.

Cada vez más, se apuesta por calcetines originales como seña de identidad y ruptura de lo convencional.

Pues es precisamente esto lo que se pretende con la iniciativa #calcetinesdesparejados para conmemorar el Día Mundial del Síndrome de Down; concienciar y apostar por la importancia de la diversidad en la sociedad. En definitiva, fomentar la tolerancia hacia las personas con una alteración de cromosomas.

La idea original surgió de Clhoe Lennon, una niña británica que animó, mediante un video en redes sociales, a todo el mundo a que se pusieran calcetines desparejados el día 21 de marzo. Su propuesta traspasó fronteras, llegando a ser compartida por más de 700.000 personas.

La idea de esta iniciativa es que las diferencias entre personas, más allá de separarnos, nos enriquecen, tanto a nivel individual como colectivo. Una sociedad sin diversidad, no es una sociedad integral.

Las organizaciones que velan por los derechos del colectivo recuerdan que, actualmente, la integración de estas personas se centra más en la dependencia, pero que es necesario potenciar su integración social y laboral a través de la formación y la inserción laboral, para conseguir el objetivo de autonomía e independencia individual.

Este tipo de iniciativas son idóneas para remarcar la importancia de las diferencias que existen entre las personas, pero ¿Y si lo llevamos más allá? Potenciar esas diferencias como algo positivo y no como carencias es la clave para enriquecernos y aprender los unos de los otros. Así que cada día es una oportunidad para mostrar tus calcetines originales y desparejados al mundo ¡Aprovéchalo!

Deja una respuesta

X
Acreditación de confianza